NOVIA

Vestido de Novia
La moda influye de de manera determinante en las características de las colecciones de moda nupcial de cada temporada. Hechuras, formas, tejidos y colores varían en función de las tendencias, pero hay que elegir aquel modelo que se ajuste mejor a la figura de cada novia. Hay que elegir además el tejido en función de la época de año en que se vaya a celebrar la ceremonia. En verano podrán ser vestidos más ligeros y frescos con telas como el organdí, la gasa o muselina, la organza, el crepé, etc
. Sin embargo, en invierno variaremos los tejidos de confección para brindar una mayor consistencia al vestido por lo que preferentemente debieran seleccionarse tejidos como la blonda, el damasco, el raso, el micado, el muaré, el terciopelo, etc.

Los zapatos de la Novia
Los zapatos de la novia son una pieza fundamental, ya que sobre ellos descansará todo el cuerpo en un día de gran ajetreo. Por ello el zapato de medio tacón sería el más apropiado ya que estiliza la figura y resulta a la vez cómodo. Por lo general, irá en tonos y telas que combinen con el vestido.

El Velo
En caso de elegir un velo tradicional hay que tener en cuenta que la novia debiera cubrirse la cara con él antes de bajar de su coche respetando la tradición, y éste debiera conservarse sobre la cara hasta el final de la ceremonia, momento en que el sacerdote comunique que los contrayentes son marido y mujer, tras lo que la novia ya podría despejar su rostro

Complementos
Para no parecer un árbol de navidad, las joyas deberán ser muy discretas en caso de que se decida llevarlas. En joyería nupcial la máxima “menos es más” para brindar una imagen de elegancia. En otros complementos como la lencería, la liga o las joyas, se puede jugar con la tradición de llevar algo viejo, algo prestado, algo nuevo y algo azul.

Peinado y Maquillaje
Toda novia debiera lucir una estética lo más natural posible, apostando por maquillajes suaves y peinados poco excesivos. Si la ceremonias es de tarde, o noche el maquillaje puede ser más intenso e incluso se puede jugar con brillos y colores más llamativos (incluso colores oro, plata o negro).

NOVIO

Traje del Novio
En relación a la vestimenta del novio, es más estricta que en el caso de las novias. Fundamentalmente, existen tres opciones:
  • Traje de gala: como anécdota decir este traje está reservado exclusivamente para los cuerpos militares.
  • Chaqué: es un traje de caballero cuya parte trasera redondeada acaba en una forma redondeada. Si el novio se decanta por este traje, obligatoriamente el padrino y los testigos deberían llevarlo. Por el contrario, si no lo lleva el resto de comitiva tampoco lo vestirá.
  • Traje de chaqueta: el traje será preferentemente oscuro, aunque cada vez se apuestan por diseños y colores más atrevidos. La camisa lisa o con rayas puede ser blanca o con un tono suave. La corbata puede ser de colores y formas tradicionales o más arriesgada y llamativa. Normalmente, combina con algún color del ramo de novia.
El esmoquin NUNCA será una opción de traje para un novio.


Los zapatos
Preferiblemente serán lisos de piel, evitando las excentricidades. El marrón nunca es una opción como color de zapatos para la boda, se optará por un color oscuro.

Complementos
Al igual que en el caso de la novia, los complementos serán discretos. Unos gemelos para la camisa, un reloj o un botón de flores para el ojal. Importante, este botón de flores va como prendido en la solapa de la chaqueta o chaqué, pero JAMÁS metido dentro del bolsillo del pecho.

INVITADOS

Respecto al protocolo de los invitados, la norma más importante incide en el vestuario y en el color de de sus vestidos. Ninguna invitada vestirá de blanco, ya que este color está reservado en exclusiva a la novia.
Se desaconseja también vestir de negro, ya que en la cultura occidental está asociada a la muerte.

A la hora de elegir el vestido femenino habrá que tener en cuenta la hora de la boda. Si es de mañana: lo correcto sería llevar un vestido corto o de cóctel acompañado o no de pamela, sombrero, tocado sencillo o un adorno para el peinado en artificial o con flor natural. Se combinan además con clutch y zapatos especiales para la ocasión. Deberían evitarse para bodas de mañana los vestidos largos y descartarse aquellos muy recargados con lentejuelas o brillos. Si la boda es de noche o por la tarde: el vestido será más elegante y largo admitiendo complementos más atrevidos y brillos. Respecto a los caballeros siempre irán con traje de chaqueta, nunca vaqueros con camisa o americana, ni esmoquín o chaqué si no lo avisan los novios en la invitación.

INVITACIONES

Protocolariamente, a la hora de invitar a una persona a una boda, lo correcto es hacerle llegar personalmente una invitación. Antiguamente la invitación era encabezada por los nombres de los padres de ambos contrayentes, sin embargo hoy en día esta tradición está variando y son la propia pareja la que realiza la invitación. Los nombres de los invitados en los sobres deben ir escritos a mano, nunca a ordenador (manera impersonal). Las invitaciones deben hacerse llegar en un plazo entre un mes antes de la boda como muy tarde o dos meses antes como máximo.


EL COCHE

Según el tipo de novia que sea, el coche seleccionado para desplazar a la novia será o bien un coche elegante o por el contrario…un coche super original o divertido cuya decoración irá acorde con el estilo adornado con flores, lazos, rafias, guirnaldas o aquel material que lo haga especial y único… buscando una decoración diferente y llamativa.
Se puede seleccionar cualquier tipo de coche… desde un clásico antiguo hasta el último modelo de gama superior, aunque por lo general los coches de colección son los preferidos por las parejas de novios. Salvo que seas una novia atrevida, la opción correcta es sentarse siempre en el asiento trasero y a la derecha del conductor y del padrino. En el coche del novio igualmente, el novio irá sentado a la derecha de la madrina en el asiento trasero. Por lo general, tras la ceremonia nupcial, el novio abandona su coche para compartir el trayecto hasta el lugar del banquete acompañando a su esposa en el coche de la novia, que por lo general lleva una decoración mucho más elaborada que el del novio. A la llegada al restaurante o pazo el conductor del automóvil será el encargado de abrir la puerta del novio para que éste baje y sea el encargado de abrir la puerta de la novia y ayudarla a descender del coche.

CEREMONIA

La ceremonia es el momento de la boda que genera más dudas y confusión en relación al protocolo a seguir, por lo cual desgranaremos los aspectos fundamentales de la misma. Según el protocolo los padrinos deben ser la madre del novio y el padre de la novia. Lo correcto es que el novio llegue con la madrina unos 10 o 15 minutos antes de la ceremonia de modo que pueda ir recibiendo en la entrada a los invitados que van llegando al enlace. Como norma, los primeros en entrar en la iglesia debieran ser los familiares más próximos a los novios seguidos de otros familiares y finalmente amigos para ir colocándose en sus respectivos asientos ya que dentro de la iglesia también hay una colocación establecida. La familia de la novia debe situarse a la izquierda tras la novia y la del novio a la derecha ocupando los bancos más cercanos a los novios. Una vez hayan entrado todos a la mayor parte de los invitados accederán a la iglesia el novio sujetando con el brazo izquierdo a la madrina para caminar hasta el altar donde esperará de pie a la novia.
Allí se situará a la izquierda de su madrina. Hay que indicar que en la entrada del novio no suena ninguna música y ésta se reservará para la entrada de la novia con el fin de brindarle el mayor protagonismo. Respecto a la novia, por tradición, lo normal es que llegue más tarde que el novio, pero no debería retrasarse más de 5 minutos. En caso de sobrepasar la media hora, sería una descortesía hacia el novio y los invitados. Es importante que todos los invitados se encuentren ya dentro del templo religioso para este momento. Por supuesto, llegar más tarde (salvo causa justificada) que la novia es una grasería y falta de respeto hacia los protagonistas de un día tan especial. La novia, en el paseo de entrada a la iglesia irá acompañada del padrino que la sujeta por el brazo izquierdo para acompañarla hasta el altar. Deben llevar un paso lento, corto y acompasado. Respecto a los pajes o damas de honor protocolariamente debieran ir detrás de la novia, pero resulta muy llamativo y divertido que lo hagan delante, rompiendo el protocolo, lo que da mayor espontaneidad al momento. Al llegar al altar el padrino toma la mano de la novia y se la entrega al novio para situarse todos los protagonistas en sus correspondientes asientos. Los testigo (oficialmente, sólo son obligatorios dos), pajes y damas de honor se situarán a los lados, próximos a los contrayentes para participar en el momento que les corresponda, ya sea leyendo algún pasaje de la biblia o en la entrega de anillos y arras. El orden correcto es, de izquierda a derecha, madrina, novia, novio y padrino. Los testigos de la novia se sitúan a la izquierda del altar y los del novio a la derecha. Tras la homilía y firma de documentos, todos los invitados saldrán de la iglesia para esperar la salida de los recién casados. Los primeros en salir serán los novios después los pajes, padrinos y padres en el mismo orden en el que entraron.

BANQUETE

Los novios, además de ser los protagonistas, son los anfitriones, por lo que deben generar un buen agradable, distendido para que la gente disfrute con el evento. Durante el aperitivo, en ausencia de los novios, los padres de ambos serán los encargados de velar por que los invitados se encuentren a gusto, e irán saludando personalmente a cada uno para agradecerles la deferencia de asistir a la boda. Los hermanos/as de los novios también podrán participar en el saludo.
Cada invitado tomará asiento en la mesa en que los novios lo hayan situado, reservando la mesa presidencial para la pareja de recién casados, los padrinos y/o padres de los novios. Los novios velarán por que los invitados disfruten de la comida, siendo la hora del café (más distendida) un buen momento para que vayan mesa por mesa saludando a sus invitados y/o tomando fotos más informales. Finalmente, un momento importante es el momento del baile. Es un momento exclusivo para los novios, encargados de abrirlo con un vals o cada vez más habitual con una coreografía o momento divertido que rompe el rígido protocolo. Posteriormente saldrán los padrinos que darán paso a la participación del resto de invitados.

LA DECORACIÓN

La decoración es uno de los elemento clave de la decoración nupcial ya que se pueden generar diferentes ambientes según el escenario que elijamos para la ceremonia o el convite.

Se puede optar por una decoración tradicional de corte más romántico hasta una más atrevida e informal. Si la boda es una iglesia se permite una decoración más elaborada y sofisticada que en los ayuntamientos o juzgados que tienden hacia una más sobria.