• Al mal tiempo, buena cara… al buen tiempo, un lugar donde resguardarse del calor

    by  • 30 julio, 2014 • Tendencias • 0 Comentarios

    No es casualidad que la mayoría de celebraciones se realicen en las estaciones templadas del año, pues el calor extremo, el frio extremo o el agua nos pueden arruinar un día único.  Aunque el riesgo es menor, siempre existe riesgo de que una tormenta de verano o una ola de calor estropeen un día inolvidable. Y de eso hemos sido testigos este verano. En la boda de una de nuestras parejas la lluvia fue la auténtica protagonista. Diseñada toda la decoración para exteriores, hubo que improvisar y rediseñarla para un interior. Y aunque esta lluvia de primeros de julio no era excesiva…esa llovizna suave pero continua arruinó una boda fantástica.  A raíz de este hecho, en Arte Floral Muscari nos pusimos a investigar qué opciones podríamos tener para otra ocasión en la que nos viésemos en esta situación.  Y dimos con la solución al descubrir que existen maneras de integrar en la decoración de nuestro día estructuras que nos permitan estar tranquilos pues salvaguardan a los invitados tanto de la lluvia como del sol extremo, evitando tener que recurrir a los antiestéticos cenadores de plástico que se pueden adquirir en cualquier hipermercado.

    Uno de estas soluciones son las pérgolas de madera que se pueden integrar a la perfección con la estética de cualquier boda, elementos que además de servirnos de ayuda en casos de lluvia, están muy de moda esta temporada. Las pérgolas de madera cromada o natural, como las de Incofusta,  son un it en las bodas vintage y una estupenda forma de garantizar una celebración tranquila en exterior.

    Incofusta

    Incofusta

    Incofusta

    Por ejemplo, cuando se diseña una boda vintage se procura que la decoración juegue con la madera, tanto en forma de pérgola como de indicaciones o en el propio mobiliario, antiguo y restaurado complementando la ornamentación con elementos de exterior como con jaulas, cajas, botellas llenas de flores de colores como orquídeas o margaritas silvestres o con plantas de jardín como la bugambilia es un it esta temporada para dotar de romanticismo tu día especial. Gracias a estas soluciones, las pérgolas o estructuras de madera pueden solucionar perfectamente el problema de un día nublado, un día lluvioso o un día de excesivo calor al resguardar a los invitados de las inclemencias del tiempo, pasando a formar parte de una puesta en escena con el maravilloso ambientador del olor a hierba mojada.

    Otro elemento que nos ha llamado la atención para ayuda a salvaguardar a los invitados, en caso del sol intenso, son las cambas balinesas o chil outs, ya que se pueden ubicar como asientos con dosel, cómodos y prácticos para que los invitados sigan la ceremonia o se relajen durante la fiesta posterior. Estos son ideales en bodas con aire zen, refrescadas con agua sobre piedras que junto a la vegetación, equilibran el ambiente y lo hacen acogedor y refrescante. Plantas como los helechos, las hortensias, las camelias y las azaleas, en medio de un ambiente de lino, madera, velas, piedra, arena y agua, pueden hacer más refrescantes las bodas más calurosas y le brindan a los invitados la oportunidad de ver el atardecer de una ceremonia entre divertidas conversaciones, copas, bailes, risas, fotos y confidencias.

    Incofusta Incofusta

    Acerca de

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Nueve + Once =